Diseño editorial, papel vs formato digital

De vez en cuando llegan al correo consultas y peticiones de estudiantes de diseño.
Hoy ha llegado una cuya respuesta dejo en el blog porque creo que las cuestiones que plantean las preguntas son interesantes.

Mi nombre es Javier y soy estudiante de diseño gráfico en último año. Para mi proyecto final en la facultad estoy tratando el tema de la llegada del libro y los diarios digitales al mundo del diseño editorial.

He conocido tu trabajo a través de Internet, y sería una gran ayuda para mí si como profesional del medio me contestases a cuatro preguntas. Sé que soy un poco descarado por caer de esta manera, pero agradecería enormemente tu ayuda.

Gracias de antemano por tu tiempo. Un cordial saludo

Javier

Buenos días Javier,
te doy mi opinión sobre estos temas.

1. ¿Piensas que desaparecerá el formato papel tal y como lo conocemos?

No del todo.

Sí que van a seguir bajando mucho más las ediciones en papel y generalizarse las ediciones digitales, pero desaparecer, a medio plazo, no.

2. Qué está suponiendo el formato digital para el diseñador, ¿un problema? ¿o una oportunidad?

Todo son oportunidades, nunca problemas, al menos para el diseñador.

El formato digital es una oportunidad más, una salida más para el diseñador. Un formato al que se debe de adaptar y conocer cuanto antes, puesto que todas las tendencias están enfocadas hacia él.

Problema puede suponer, de hecho ya suponen hoy día, a las imprentas, pero hasta para ellas la conversión a edición digital puede ser una oportunidad.

3. ¿Se deberá especializar el diseñador? (Entre papel o digital)

En este momento se puede plantear esta disyuntiva entre la especialización entre uno u otro formato, pero en realidad no va a existir tal, al menos para la gran mayoría de diseñadores. Me explico.

Hoy día gran cantidad de diseñadores no conocen principios básicos del diseño orientado a imprenta, a papel.

De unos años a esta parte, muchos de los trabajos que llegan a las imprentas desde agencias de publicidad, diseñadores, estudios… son retocados y arreglados en las propias imprentas por su personal técnico de talleres. Existe un gran desconocimiento de aspectos técnicos que complican la vida a las imprentas y que ellas mismas resuelven, la mayor parte de las veces sin que se entere el cliente (agencia o diseñador).

Con esto quiero decir que si partimos de este desconocimiento que existe y lo sumamos a la tendencia general de la edición digital, el 95% de los diseñadores los veo enfocados a la edición digital en un plazo no muy largo de tiempo.

Lo que si habrá, seguramente, va a ser una especialización en el campo digital, puesto que la edición en digital puede enriquecerse con audio, vídeo, animación, 3D, etc y son áreas que sí que llaman a especializarse en ellas. Dudo que un solo diseñador pueda dominar todas ellas y realizar él solo una edición digital completa si se requiere echar mano a recursos multimedia.

Pero, siempre habrá quien se interese por aspectos de la edición en papel y que combine, o llegue a especializarse, aunque yo lo veo más como una combinación de tareas, en la edición en papel.

4. ¿Cuáles piensas que son las claves para que un diseñador se adapte al cambio?

La clave siempre es la misma.

Ganas de trabajar acompañadas de ganas de aprender y conocer.

Una persona inquieta, con ansia por conocer, curiosa, que practique, toquitee, pruebe, lea, trabaje… va a adaptarse mucho más rápido y más eficientemente a cualquier cambio, y siempre estará por delante de la mayoría, en este campo o en cualquier otro.

Un saludo

(amplío tras recibir respuesta de quien preguntaba)

Solo me ha quedado una duda de tus respuestas: cuando dices que también puede ser una oportunidad para las imprentas. ¿Ves alguna manera concreta de que se adapten?

Hace años, en el proceso para imprimir, se necesitaban fotolitos para generar planchas (que son las que entintan el papel en cada pasada por la máquina que imprime).

Luego, se evolucionó y dejó de necesitarse el crear el fotolito.

Algunas fotomecánicas se adaptaron y compraron máquinas que generaban planchas y servían a imprentas pequeñas que no podían invertir en esas máquinas. Otras, pasaron a ser imprentas digitales, cada una se adaptó de una manera.

Más tarde, imprentas ofrecían servicios de diseño a pequeños clientes.

Con la edición digital, habrá imprentas que cambien su modelo de negocio y pasen a ser editores digitales, otros ofrecerán servicios de diseño, edición de sonido y web (servicios multimedia), otros… a saber, cada uno se adaptará como pueda o sepa.

Después, se volverá a cumplir una de las leyes de la evolución, el que no se adapte, desaparecerá.